La pasta de papel maché es un elemento muy útil para realizar trabajos manuales. Una vez seca y pintada pueden quedar verdaderas “pequeñas obras de arte”. La masa consiste tal y como indica su nombre Papel mâché en papel mascado o machacado, cuyos únicos ingredientes son: papel, agua y pegamento.
Ten en cuenta la edad en que vas a trabajar con el alumno….. siempre tenlo presente.
Una vez que seca el pegamento, el papel así elaborado resulta imperecedero al paso del tiempo.
La pasta de papel preparada con cola y agua se convierte en una masa modelable de semejantes cualidades plásticas al propio barro. A pesar de que con el papel mâché se puedan realizar auténticos objetos utilitarios, como mesas, bandejas e incluso muebles de grandes proporciones, su principal finalidad suele consistir en el desarrollo de elementos ornamentales.
El papel maché se puede realizar de varias maneras. Os dejo dos sencillas recetas para que las preparéis en la escuela con vuestros alumnos y así puedan preparar bonitos objetos con ellas.
 
Receta 1:
 
Rasgar tiras de papel de periódico. Es muy importante rasgar las tiras de papel a mano nunca con tijeras ( ya que los bordes del papel presentan una especie de fleco finísimo que por su capilaridad absorbe el agua y la cola.
Preparar la cola, ( cola de empapelar ) con agua caliente, la pasta debe quedar lisa y untuosa.
Sumergir las tiras de papel en esta cola y escurrirlas. Deben quedar empapadas en esta solución pegajosa, y entonces ya pueden ser utilizadas.
 
 
 
Receta 2:
Romper el papel de periódico a trocitos pequeños. Ponerlo en un barreño y echarle agua caliente. Dejar reposar varias horas e ir revolviendo añadiendo agua o papel hasta conseguir una papilla consistente. Poner un trapo grande en un barreño, echar en él la pasta y retorcer el trapo para que cuele el agua sobrante. Se consigue así una bola de pasta.
Dejarla en el barreño y añadir la cola en polvo y el agua.
La pasta debe tener la consistencia de una crema fluida y pegajosa. 
 
Papel preparado: 1 taza.
Engrudo cocido: 1/2 vaso.
Aceite: 1 cucharadita.
Tiza en polvo.
Papel Preparado: 
 
Cortar el papel higiénico con trozos. Colocarlos en una olla con agua, llevar a fuego lento y dejar hervir 1 hora.
Dejar enfriar, licuar en la procesadora y retirar el exceso de agua apretando con la mano.
Engrudo Cocido: 
 
Agua: 4 partes.
Harina: 1 parte.
Formol: 2 gotas.
Preparación: Cocinar todos los elementos revolviendo hasta que quede espeso, sin grumos.
Preparación Del Papel Maché: Colocar en un bolsa el papel preparado, agregar el engrudo y el aceite, mezclar bien con la mano hasta que se forme una pasta homogénea, consistente, elástica, no quebradiza y que no se peque en las manos.

Deja un comentario