Según los estudios más recientes ( 2007 aprx) se dice que el  95% de niños y niñas con autismo padecen de trastornos del procesamiento sensorial (TPS). Se incide que el TPS influye negativamente en los procesos cognitivos, llevando muchas veces a que ese niño o niña con autismo tenga dificultades en el aprendizaje ya que si combinamos procesos cognitivos, más ansiedad,  pues la conducta también se verá afectada trayendo consigo este problema.

La especialidad que ha generado más estudios de investigación sobre autismo desde el 2010 es la de terapia ocupacional. Pero  al día de hoy sigue habiendo gran desconocimiento de los problemas sensoriales en el niño con autismo ya que muchas de las razones es que se siga errando y en vez de trabajar con el, se prescriben medicaciones habituales como la risperidona o y el metilfenidato.

Por tanto vemos un diagnóstico erróneo ya que muchas veces estamos en frente de un niño o niña con autismo con problemas sensoriales y que no se resuelve con fármacos. Un niño inquieto puede que sea inquieto  debido a un problema vestibular/propioceptivo alta, esto también se puede presentar en un niño con déficit de atención.

Un niño desconectado  puede reflejar su modo defensivo  y no es más que una respuesta de protección de la persona frente a un entorno agresivo.  Siempre se Juzga a la persona sin modificar su entorno, ni dar las herramientas necesarias para que esa “conexión” al entorno sea adecuada. Muchas veces la desconexión se debe también a la falta de atención. Una cosa es la dificultad del niño en centrar su atención, y otra es la necesidad del mismo de desconectarse. Son dos cosas distintas que a priori pueden parecer lo mismo. Quizá advertir estas diferencias implica experiencia en el reconocimiento de estos matices (1)

El niño hipotónico y torpe, es muy común ver niños con autismo con un muy bajo tono muscular general. De igual forma, los aspectos relacionados con la psicomotricidad fina y gruesa presentan también un fuerte déficit. El niño que tropieza con una raya de lápiz hecha en el suelo. Que se cae por todo, que presenta pánico al movimiento,…, en suma un niño “blandito”. Pero ¡OJO!, podemos tener un niño que no para quieto y ser un niño hipotónico. (2)
El niño hipo e hiper, la alimentación esta muy relacionada, además los dos aspectos más visibles son los problemas de hipersensibilidad auditiva y táctil, pues los problemas con los sonidos es lo mas característico de este niño.
La visión es otra de las dificultades que vemos en los  niños con autismo.
Podemos seguir leyendo a través del articulo de autismo diario: https://autismodiario.org/2011/12/20/comprendiendo-como-ven-los-ninos-con-autismo/
También tenemos otro enlace de interés: disfunción visual en el autismo
QUÉ PUEDEN HACER LOS PADRES PARA PROMOVER LA INTEGRACIÓN SENSORIAL EN SUS HIJOS. 

Probablemente la manera más importante de que un padre pueda facilitar la integración sensorial de su hijo, es reconociendo que este proceso existe y que juega un papel importante en el desarrollo del niño. Un padre puede proporcionar un medio enriquecedor que fomente un crecimiento maduro y saludable. Un segundo punto importante en la facilitación de la integración sensorial es reconocer que cada niño tiene unos intereses, respuestas y necesidades únicas. No es como una receta, en la que se digan todas las actividades correctas para el desarrollo del niño. Los padres pueden analizar las necesidades individuales de sus niños observando las respuestas que tienen a las diferentes situaciones. Considerad, por ejemplo, las maneras diferentes en las cuáles a un niño le afecta el tacto, el movimiento, las luces, sonidos, olores o las alturas.

 A veces los movimientos rápidos pueden poner al niño en alerta o pueden hacer que incremente el lenguaje verbal. Otras veces, o para otro niño, el mismo movimiento puede excitarle y provocarle desorganización o puede darle miedo. 
Es importante para un padre ver cómo responde su hijo a una actividad y estar preparado para alterar la actividad según la respuesta que quiera conseguir. Finalmente, los padres necesitan saber que la integración sensorial no es lo mismo que la estimulación sensorial. Aunque, es apropiado a veces proporcionar actividades que incluyan una variedad de tipos de entradas sensoriales, también es importante, reducir o bloquear ciertos tipos de estimulación sensorial. 

Por ejemplo, un niño puede buscar una gran cantidad de abrazos mientras a otros niños les gusta ser cogidos sólo ocasionalmente. Además, las respuestas varían en el mismo niño, de un día para otro, y a veces, incluso de una parte del día a otra. Considerar las maneras en las cuáles las entradas sensoriales pueden variar, así como también las reacciones individuales de cada niño, puede ayudar a los padres a guiar al niño en las actividades que serán más beneficiosas para su desarrollo


Cual es la respuesta sensorial más habitual que podemos encontrar la hiperrespuesta y la 
hiporespuesta.
Webgrafia:
Daniel Comin ( 2011) Autismo Diario. Recuperado de  https://autismodiario.org/2011/12/20/comprendiendo-como-ven-los-ninos-con-autismo/
Daniel Comin ( 2012) Autismo Diario. Recuperado de https://autismodiario.org/2012/08/04/disfuncion-visual-en-el-autismo/
Música: Publicado el 16 ago. 2013
Great Northern
“Stop”
Remind Me Where The Light Is

   

Deja un comentario