El autismo va registrando cifras en aumento, 1 de cada 150 niños tendrá autismo. 
Los diagnósticos cada día se van ralentizando, si así es, porque muchos de los profesionales de la salud no dan a tiempo un diagnostico capaz de poder dar respuestas a los padres, o se crea en otros casos confusión en los diagnósticos, un ejemplo de los padres que van al médico por que ven en sus hijos que  no juegan con otros niños, medico :  ya es estigmatizado, puede que tenga autismo o simples manías que pueden tratarse de la comida o rabietas en exceso.
No echo para nada la culpa a los profesionales de la salud, pero hay que ser serios es esto y es por esto que se confunden los diagnósticos. En nuestro amplio abanico que es Internet, encontré la traducción de  Rubén Palomo Seldas  sobre lo que es el TEA según el  Manual Diagnostico y Estadísticos de los Trastornos Mentales V  y del cual define a los niños  como espectro autista:
A. Déficit persistentes en comunicación social e interacción social a lo largo de múltiples contextos, según se manifiestan en los siguientes síntomas, actuales o pasados (los ejemplos son ilustrativos, no exhaustivos, ver texto): 
Déficit en reciprocidad socio-emocional; rango de comportamientos que, por ejemplo, van desde mostrar acercamientos sociales inusuales y problemas para mantener el flujo de ida y vuelta normal de las conversaciones; a una disposición reducida por compartir intereses, emociones y afecto; a un fallo para iniciar la interacción social o responder a ella. 
Déficit en conductas comunicativas no verbales usadas en la interacción social; rango de comportamientos que, por ejemplo, van desde mostrar dificultad para integrar conductas comunicativas verbales y no verbales; a anomalías en el contacto visual y el lenguaje corporal o déficit en la comprensión y uso de gestos; a una falta total de expresividad emocional o de comunicación no verbal. 
Déficit para desarrollar, mantener y comprender relaciones; rango de comportamientos que van, por ejemplo, desde dificultades para ajustar el comportamiento para encajar en diferentes contextos sociales; a dificultades para compartir juegos de ficción o hacer amigos; hasta una ausencia aparente de interés en la gente. 
Especificar la severidad actual:
La severidad se basa en la alteración social y comunicativa y en la presencia de patrones de comportamientos repetitivos y restringidos.
B.  Patrones repetitivos y restringidos de conductas, actividades e intereses, que se manifiestan en, al menos dos de los siguientes síntomas, actuales o pasados (los ejemplos son ilustrativos, no exhaustivos.
Movimientos motores, uso de objetos o habla estereotipados o repetitivos (ejemplo  movimientos motores estereotipados simples, alinear objetos, dar vueltas a objetos, ecolalia, frases idiosincrásicas).
Insistencia en la igualdad, adherencia inflexible a rutinas o patrones de comportamiento verbal y no verbal ritualizado (ejs., malestar extremo ante pequeños cambios, dificultades con las transiciones, patrones de pensamiento rígidos, rituales para saludar, necesidad de seguir siempre el mismo camino o comer siempre lo mismo).
Intereses altamente restringidos, obsesivos, que son anormales por su intensidad o su foco (ejs., apego excesivo o preocupación excesiva con objetos inusuales, intereses excesivamente circunscritos o perseverantes).
Hiper- o hipo-reactividad sensorial o interés inusual en aspectos sensoriales del entorno (ejs., indiferencia aparente al dolor/temperatura, respuesta adversa a sonidos o texturas específicas, oler o tocar objetos en exceso, fascinación por las luces u objetos que giran).Especificar la severidad actual:
La severidad se basa en la alteración social y comunicativa y en la presencia de patrones de comportamientos repetitivos y restringidos.
C. Los síntomas deben estar presentes en el período de desarrollo temprano (aunque pueden no manifestarse plenamente hasta que las demandas del entorno excedan las capacidades del niño, o pueden verse enmascaradas en momentos posteriores de la vida por habilidades aprendidas).
D. Los síntomas causan alteraciones clínica mente significativas a nivel social, ocupacional o en otras áreas importantes del funcionamiento actual.
E. Estas alteraciones no se explican mejor por la presencia de una discapacidad intelectual (trastorno del desarrollo intelectual) o un retraso global del desarrollo. La discapacidad intelectual y el trastorno del espectro de autismo con frecuencia ocurren; para hacer un diagnóstico de comorbilidad de trastorno del espectro de autismo y discapacidad intelectual, la comunicación social debe estar por debajo de lo esperado en función del nivel general de desarrollo.
Nota: Los individuos con un diagnóstico DSM-IV bien establecido de trastorno autista, síndrome de Asperger o trastorno generalizado del desarrollo no especificado, deben recibir el diagnóstico de trastorno del espectro de autismo. Los individuos que tienen marcados déficits en comunicación social, pero cuyos síntomas no cumplen los criterios para el trastorno de espectro de autismo, deberán ser evaluados para el trastorno de comunicación social (pragmática).

Especificar si:
Se acompaña o no de discapacidad intelectual.
Se acompaña o no de un trastorno del lenguaje.
Se asocia con una condición médica o genética o con un factor ambiental conocido (Nota de codificación: use un código adicional para identificar la condición médica o genética).
Se asocia con otro trastorno del neurodesarrollo, mental o del comportamiento (Nota de codificación: use otro(s) código(s) adicional(es) para identificar el trastorno del neurodesarrollo, mental o del comportamiento asociado).
Con catatonia (hacer referencia a los criterios de catatonia asociada con otro trastorno mental) (Nota de codificación: use el código adicional 293.89 [F06.1] catatonia asociada con trastorno del espectro de autismo para indicar la presencia de catatonia comorbida).
Otro articulo de interés es la del doctor Jose Cordero, director fundador del centro Nacional de Defectos de Nacimiento y  Discapacidades de Desarrollo, del cual trasmite una petición a los  profesionales de la salud: ..” el niño de 4 años con autismo fue un día un niño de 3 años con autismo, que fue a su vez un niño de 2 años con autismo”. 
Con esto y para finalizar hoy el recorrido escrito de los diagnósticos es que se precisa hoy en día un diagnostico precoz, ya que pienso y quiero creer que sabemos que el diagnostico del autismo, es  un diagnóstico clínico, pero las confusiones sobre ciertos desarrollos atípicos en el crecimiento del niño(a) traen consigo muchas veces diversas confusiones a los padres.
Referencia:
Articulo del psicólogo Enrico Gnaulati,( 15 abril 2015),  con las tasas del trastorno subiendo otra vez según nuevos datos de CDC. Libro “Back to normal”. articulo original publicado en the Atlantic el 11 de abril de 2014.
<

Deja un comentario