Revisando mis pequeños trabajos del máster  encontré un articulo bueno sobre musicoterapia y terapia, por eso en el anterior post puse ese titulo. 

La musicoterapia no es una terapia alternativa. No tiene que ver con nada mágico, lo azaroso, lo esotérico, lo mítico. solo puede darse cuando se habilita un vinculo entre paciente-terapeuta sobre este encuadre particular. 


Nuestra herramienta es la música y la infinidad de posibilidades que nos brinda lo sonoro, acompañando esto por un marco teórico que sostiene la tarea.


Es importante saber también que un terapeuta idóneo y éticamente formado que oferte los recursos y técnicas para el devenir terapéutico, es imprescindible para el buen desarrollo de la terapia. 
Podemos formar parte de equipos interdisciplinarios en hospitales, escuelas, centros comunitarios o trabajar en forma particular siguiendo una supervisión de nuestro trabajo, los pacientes pueden ser tratados en forma grupal o individual según las necesidades o requerimientos.
Las áreas de aplicación de la musicoterapia actualmente son de un campo muy variado: Psicosis, Autismo, Enfermedades Psicosomáticas, Neurosis; Geriatría, Bulimia-Anorexia, Discapacidad motora y sensorial, Rehabilitación, Drogadicción, Embarazo, VIH, Enfermedades terminales, Cirugía, Terapia Intensiva, Alzheimer.


Por ejemplo en el caso de los niños con autismo la musicoterapia ayuda a que el niño o niña utilice su cuerpo y los diferentes instrumentos musicales para que produzcan sonidos para que le ayuden a mejorar el uso de sus manos, la relación social con otros niños, y que describan el mundo que les rodea. 

En el caso de las personas con alzheimer se ha descubierto que la música les ayuda a evocar algunos recuerdos, el movimiento de su cuerpo. 

Durante la sesión de musicoterapia, la persona verbaliza sus emociones, reacciona ante un estímulo sonoro, despertará vivencias ocultas en su subconsciente, se expresará a través de dibujos o palabras. También suele comentar lo que piensa y siente, estableciendo un vínculo con el terapeuta, que le permite ir resolviendo su problema. 
La terapia, (sala insonorizada) consiste en sesiones semanales y/o diarias, particulares o grupales, en un proceso que dura un mínimo de seis meses y cada sesión puede durar 45 minutos aproximadamente. Cada sesión tiene una fase de calentamiento, durante la cual el terapeuta entra en contacto con el paciente y evalúa su estado.  Hay que tener en cuenta que ya el terapeuta ha realizado una evaluación previa.
Posteriormente se elige el material que se usará en la actividad y se inicia la sesión, durante la cual el paciente interpretará o escuchará distintas músicas. 
El musicoterapeuta emplea todo tipo de música, considerando como tal a todos los sonidos, ruidos, silencios, gestos o movimientos, que provengan de grabaciones, produzca el propio cuerpo o generen instrumentos musicales. 
Se trabaja sobre todo con música clásica, aunque no se excluye ningún tipo de melodía como la new age, el pop o el rock. 


Para un ejemplo un botón :  el grupo musical Magenta  ( Lima / Perú) conformado por personas con personas con discapacidad intelectual.  

La musicoterapia se puede aplicar de dos formas: 


 1. Activa: Cantar, música y movimiento, tocar instrumentos, y audición. 
 2. Receptiva : Métodos de relajación e imaginación guiada (estudiar el mundo interior del paciente) 
Encontramos también, que existen dos tipos de terapia: 
Terapia verbal (psicoanálisis): se habla con el paciente. Al hablar, se trabaja en áreas de nuestra personalidad. El lenguaje funciona de forma consciente, contamos lo que queremos o no. 
Terapias no verbales: se incluye el no-lenguaje. Se van a tratar muchas tareas a través del gesto y el sonido. Ponerles en situación donde se puedan manipular y manifestar. Se trabaja ante toda la expresión. Los gestos y sonidos que hacemos y como lo hacemos, manifiesta nuestra personalidad, de forma más cercana real y sincera. 
Ambas terapias se complementan. 
Bibliografía y webgrafia: 


(2012). Magenta grupo musical recuperado de  https://youtu.be/nZ3ZpveOk7g

(2003). Fernández Sánchez, Maria V, García-Rojo Miguel A.  Gómez-Escalonilla, Guzmán Nuño, Ismael, Rico Loeches, Juan G, Ventura Merchán, Sergio V. Musicoterapia. Bases Pedagógicas de la Educación Especial – 2 º Magisterio. Educación Musical

Deja un comentario