¿ Sabemos diferenciar lo que es ansiedad y berrinche ?


Aquí un vídeo 

Los estados de ansiedad y de baja autoestima en las personas con TPS y autismo son un disruptor de su estado emocional, sí. Un problema de comunicación va a generar una respuesta inesperada por parte de la persona. Pero su respuesta es también una forma de comunicar.


Incluso, las distintas conductas agresivas tienen una intención comunicativa. Ahora bien, saber discernir qué conducta tiene un origen sensorial, y cual no, eso es harina de otro costal.

Pero podemos ir un paso más, ha conductas de tipo sensorial que pueden ser generalizadas a otros contextos. Y nuevamente la cosa se hace más difícil de resolver.

Un berrinche es una manifestación conductual clara, el niño no quiere hacer algo, o quiere algo, y usa su conducta como forma para salirse con la suya, que obtiene pues el objetivo deseado ya que los padres no quieren ver a su niño o niña llorar todo el tiempo.


En un niño o niña con autismo el berrinche, existe, recuerda, son niños, niñas pero la diferencia se da en que ese niño o niña llora, por una clara  manifestación de evitación o posición defensiva. 

Es la forma que el niño (y no tan niños) tiene de evitar algo que le es desagradable. Muchos niños con autismo tienen muy pocos momentos agradables, esto es una triste realidad, y esto lo lleva a esos estados de hiperalerta, de estrés, ansiedad, estereotipias continuadas, o conductas problemáticas sostenidas.

Viste el vídeo ¿ que opinas? 

WEBGRAFIA

2016. can you make it to the end. The National Autistic Society Recuperado de https://youtu.be/Lr4_dOorquQ

2017 Como impacta el TPS en la persona con autismo: conduct. Autismo Diario.Madrid. 

Deja un comentario